David Trumbull

Pionero del Evangelio en Chile: Este gran misionero al cual se debe la presencia de la Iglesia Presbiteriana en Chile, de la cual han emergido numerosas ramas que sustentan los principios libertarios y tolerantes de sus ancestros del siglo XVI; ejerce su ministerio por 43 años en Chile y sus restos se encuentran en el Cementerio de los Disidentes de Valparaíso donde se encuentra erigido un monumento que dice "Memoria sacrum", el Reverendo David Trumbull, fundador y Ministro de la Iglesia Unida de Valparaíso. Nacido en Elizabeth, Nueva Jersey, el 1º de noviembre de 1819.

Muerto en Valparaíso el 1º de febrero de 1889. Por 43 años se entregó al incansable y exitoso esfuerzo por la causa de la verdad evangélica y la libertad religiosa en este país. Como un dotado y fiel ministro, y como amigo, fue honrado y amado por los residentes extranjeros de esta costa. En su vida pública fue el socorro del pobre y el consolador del afligido En memoria de sus eminentes servicios, caridad y simpatía este monumento ha sido levantado por sus amigos en esta comunidad y por los ciudadanos de su país de adopción". El 1º de febrero de 1889, con ocasión de la muerte del Pastor David Trumbull, El Congreso chileno suspendió sus sesiones en señal de duelo.


LA VISIÓN MISIONERA PROTESTANTE EN CHILE A FINES DEL SIGLO DIECINUEVE: TRUMBULL Y EL PERIÓDICO The Record

 

Aurelio A. García – Archilla
Catedrático del Departamento de Humanidades de la Facultad de Estudios Generales de la Universidad de Puerto Rico.

RESUMEN

Convencidos de que vivían una guerra escatológica entre el bien y el mal, entre el evangelio y el romanismo por el otro, el misionero Trumbull y la comunidad reformada de habla inglesa de Valparaíso de los 1870 expresaron una compleja pero coherente visión a través de su periódico The Record. El Evangelio representaba la Verdad, eficaz para transformar individuos y sociedades. Articulando los medios y fines de su labor, se identificaron con los elementos liberales de la sociedad chilena, y fomentaron los esfuerzos de progreso y transformación social, ofreciendo el adelanto social que entendían era innato al Protestantismo como contribución al futuro de Chile.

TRUMBULL Y LA MISIÓN PROTESTANTE EN CHILE

Tras graduarse de la Universidad de Yale, y cursar estudios teológicos en Princeton, David Trumbull arribó en Chile como misionero a mediados de la década de 1840. Venía de una distinguida familia de la Nueva Inglaterra, abundante en dirigentes políticos tanto como en clérigos. Su misión pastoral era la de atender a las tripulaciones de los barcos de habla inglesa en el puerto de Valparaíso, así como a la comunidad inglesa asentada allí1. En aquél entonces, Valparaíso era el puerto más importante en toda la costa pacífica de América del Sur, un atracadero necesario para quien circunnavegase el continente. Eventualmente Trumbull construyó un hogar del marinero y una capilla en tierra firme. Organizó la Union Church en 1847, de corte reformado y separada de la iglesia anglicana2. En 1885 obtuvieron permiso para construir una iglesia, bajo la condición de que debía estar oculta detrás de un muro para no atraer a los chilenos. Desde allí se constituyeron congregaciones en San Felipe, Talca, donde la oposición fue violenta, y Copiapó, centro minero donde se organizó la iglesia en 1873, y una academia en 1877, que luego fue trasladada a Santiago. Eventualmente la obra fue transferida de una junta misionera independiente a la Junta de la Iglesia Presbiteriana en los Estados Unidos. Podemos concluir que Trumbull dirigía una misión multifacética: era internacional, de ingleses y norteamericanos, con extensiones misioneras hacia el pueblo chileno, y hacia las comunidades anglohablantes de los otros puertos de la costa. Su obra incluía escuelas de párvulos, de donde surgió un orfanato. El periódico sería una de sus mejores herramientas para integrar la red comunicativa que fecundaba su trabajo.

EL PERIÓDICO The Record

Lo primero que surge a la mente del lector de The Record, es la función del periódico. Los números de suscripción, publicados regularmente, muestran que su circulación era relativamente pequeña. Sin embargo, sus propósitos demuestran ser ambiciosos. Si bien se publicaba trimestralmente, servía para mantener unida la comunidad protestante de habla inglesa, no sólo como una comunidad de fe, sino especialmente como una comunidad ideológica, en pie de guerra. Los artículos cubren toda una gama de tipos. Algunos son anecdóticos, y sirven la función de edificar en la fe al creyente. En ellos por medio de historias reales o literarias se exhorta a la fe, o se sostienen doctrinas particulares. El énfasis es pietista y conversionista. En la publicación también se incluyen reproducciones enteras de sermones. Otros artículos constituyen reproducciones provenientes de periódicos internacionales. Entre ellos abundan las historias de la vida eclesiástica protestante en otras partes del mundo. Se hace alusión frecuente a los eventos políticos principales de Europa, de Estados Unidos o de Chile. Se informa regularmente de la distribución de Biblias, actividad de importancia capital en los propósitos de esta comunidad. Es muy notorio el seguimiento que se hace al progreso de las misiones protestantes en todo el mundo, inclusive en los países católicos de Europa. En particular, el periódico se ocupa de informar de los progresos de las iglesias y misiones protestantes de habla española en este territorio. Por territorio se entienden dos cosas: el país de Chile sin duda, pero también toda la costa pacífica desde Panamá al confín sur del continente. El pastor Trumbull se preocupa por el testimonio evangélico en toda esta región. Frecuentemente se incluyen en la redacción informaciones de miembros prominentes de la comunidad, especialmente si son pastores o misioneros: se narran sus viajes dando atención especial a los que buscan expandir la obra, o recabar ayuda para la misión en esta región.

El nombre de esta publicación trimestral no alude meramente a la frase inglesa for The Record, es decir, dejar constancia de una opinión para las actas o para la posteridad, sino que tiene un abolengo particular. Según Frederick Hudson, el primer periódico religioso que se publicó en Estados Unidos lo fue The Recorder, de Bostonl3. Se trata de la región de Nueva Inglaterra, la más antigua e ilustrada de la nación, y de donde provenía Trumbull. En Estados Unidos, la prensa religiosa ocupó una importancia particular desde el principio. A la influencia del púlpito no-conformista se le había atribuido en Inglaterra el impulso revolucionario de 1776. La fuerza del púlpito se extendió a la prensa, y culminó en el impulso abolicionista que culminó en la Guerra Civil. "El poder y la influencia de la prensa en religión […] pasó a ser un hecho reconocido"4. Entre los periódicos especializados, los religiosos eran la categoría más importante. Las denominaciones podían tener varios, según sus escuelas internas, además de tenerlos locales y regionales. "Cada denominación tenía una docena o más periódicos—trimestrales, mensuales o semanales—antes de 1860"5. Para esa década había alrededor de doscientos setenta periódicos religiosos en los Estados Unidos.

Contrario a lo que supondríamos hoy, la prensa religiosa era muy importante por su cercanía al pueblo. Esta cercanía impactaba el formato. The Record se parece a los periódicos de pueblos pequeños del oeste americano. Como en las publicaciones estadounidenses, "había mucha opinión, pero ese material lo suministraban los lectores. Solía haber una o dos columnas de noticias locales, publicadas a veces como notas dispersas, sin encabezado"6. Había noticias de intercambio, obtenidas de otros periódicos, usanza también de los diarios chilenos7. Los lectores mismos habrán provisto mucho del material. En todo ello, The Record era un típico periódico religioso y comunitario, perteneciente a los inmigrantes reformados de habla inglesa.

En Chile el periodismo también vivía un momento floreciente: "los años 1865 a 1869 son de intensa vida literaria y la prensa periódica marcha al unísono con este despertar intelectual. Así se publican, aunque alcanzan corta vida, numerosos periódicos, especialmente de carácter literario…"8. Hay que recordar que la iglesia Unión se reunía originalmente en el mismo edificio de El Mercurio, desde donde Benjamín Vicuña Mackenna escribía defendiendo la libertad de culto, asustando a sus compañeros del partido liberal por su extremismo9. Así como los católicos se escandalizarían ante la posibilidad de que torres eclesiásticas protestantes se divisaran desde el mar en Valparaíso, dándole mayor importancia a la construcción de un solo templo, el modesto periódico The Record, a pesar de estar escrito en lengua inglesa, podía recibir una atención desproporcionada por su calidad de innovación ideológica inédita en el horizonte mental chileno10.

LA GUERRA ENTRE EL REINO DE DIOS Y EL MUNDO

Los escritos de Trumbull y la selección editorial que hace de los ítemes que reproduce o admite, revelan una visión coherente, consistente con la visión del mundo del protestantismo evangélico de la época. En esta visión predominan ciertos temas principales. La ideal capital es que el mundo es escenario de un gran combate, de una guerra crucial entre el bien y el mal, entre la luz y las tinieblas, entre el evangelio y la apostasía. Esta bipolaridad está expresada en las típicas imágenes bíblicas de luz y tinieblas, verdad versus falsedad. El Evangelio se encuentra opuesto por las fuerzas del mal y de la ignorancia. En concreto, es el romanismo y la infidelidad lo que constituye la amenaza principal.

LAS FORMAS PRESENTES DEL ADVERSARIO: ROMANISMO E INFIDELIDAD

¿Qué se entiende por romanismo? El concepto mirado de cerca, es bastante complejo. No se trata meramente de la Iglesia católica, sino de una forma particular que esta ha asumido. Consistentemente con una tradición historiográfica que viene desde los mismos teólogos capitales de la Reforma protestante y que hoy en día es poco conocida, se interpreta la corrupción de la Iglesia de Occidente desde una fecha y eventos particulares, usualmente asociados al periodo posterior a Gregorio Magno. Se entiende que desde esa fecha la iglesia ha estado sometida a la tiranía papal, además que en asociación con tal tiranía se han desarrollado otras doctrinas perniciosas como el culto a los santos, y la salvación por obras.

Parecería ser que para esta fecha tan tardía, esa antigua arma polémica fuera ya obsoleta. Sin embargo, una serie de circunstancias mantenían vigente esta visión combativa que el protestantismo tenía con relación al catolicismo. Tras la Revolución Francesa, la misma que posibilitó los movimientos independentistas latinoamericanos, la Iglesia católica asumió unas posturas muy defensivas y reactivas contra los valores de la emergente sociedad burguesa y liberal. Esa enardecida lucha del catolicismo europeo contra el estado secular moderno, particularmente en los mismos países católicos del sur de Europa, era un hecho reconocido. Más aún, la estrategia asumida por el Vaticano para confrontar el reto, de apuntalar la autoridad papal con la declaración de infalibilidad, centraba el conflicto en el papado, foco de polémica eclesiológica en el protestantismo desde tiempos de la Reforma. Ello, sumado a la defensa intransigente de los estados papales que perecían ante el nacionalismo italiano, así como múltiples otros desarrollos, causaban que una vez más se centrara el combate en torno a la figura del Papa. En los artículos del Record, aunque con frecuencia se condena todo el catolicismo por asociación, también con regularidad se reconocen líderes católicos en todo el mundo que buscan una apertura hacia la modernidad, que cuestionan la autoridad Papal, o que han realizado su labor eclesiástica con honor y dedicación. Es decir, los escritores no pierden de vista una distinción entre la iglesia y el error de la iglesia11.

En cuanto al otro término de la oposición, la llamada infidelidad, encontramos que por ella se entienden dos cosas: una es las aberraciones doctrinales que surgen de la dictadura papal, en particular el apuntalamiento de la autoridad a base de limitar el acceso a la información. Este limitar se da primordialmente al prohibir la distribución de la Biblia, al perseguir la educación secular y oponerse a la separación de la Iglesia y el Estado, así como al ilegalizar la predicación protestante. Pero por infidelidad se entiende también el secularismo de las clases intelectuales, en particular las latinoamericanas; este secularismo es visto como una reacción contra el catolicismo autoritario. Por tanto, la misma secularización que los católicos atribuyen a la influencia nociva de la predicación protestante, los evangélicos la atribuyen al oscurantismo católico. Los protestantes entienden que la negación de la educación y de la libertad que han hecho los ‘romanistas’ que quieren mantener su dominio imperial sobre las masas ha resultado en una reacción contra la fe cristiana en sí. De ahí que muchos ilustrados y modernos dirigentes intelectuales que ansían poseer las libertades que los países protestantes ejemplifican se apartan de la fe cristiana.

LA GRAN LUCHA ENTRE EL BIEN Y EL MAL: UNIVERSALIDAD Y CONTEXTO INMEDIATO

Es en el contexto total de lo antes discutido que el periódico ve los desarrollos políticos más importantes de la Europa contemporánea. No obstante las fuertes dificultades constatadas al momento en la zona de referencia, la costa pacífica de América del Sur, el balance general de la batalla deja vislumbrar la victoria. Por tanto hay optimismo:
Las tierras de Europa, tras sufrir larga y duramente en manos romanas, están cansadas de la situación, y luchan por librarse de sus viejos señores. Los cambios desde 1864 son maravillosos. El romanismo, por tan largo tiempo bizarramente agresivo, ha sido puesto en la defensiva desde los gigantescos conflictos entre la Prusia protestante y
la Austria católica romana, y entre Alemania y Francia. Las tropas del rey de Italia, con una vía abierta para ellos por las exigencias de Francia, entraron en Roma entre los vítores de bienvenida de la población; y desde entonces hasta ahora, este Papa [Pío Nono] ha sido incapaz de encontrar un amigo lo suficientemente fuerte para ayudarlo. Su agresiva influencia se ha convertido en una débil defensa12.

Esta lucha entre el evangelio y el romanismo, o entre la luz y la ignorancia, es universal. Se citan los logros del catolicismo por abrirse brecha de aceptación y acción en los países protestantes: el crecimiento numérico de la Iglesia católica en Estados Unidos, tanto como el surgimiento del prestigio católico en Gran Bretaña. Pero también se menciona el tambaleo de poder y autoridad que sufre el bando papal en Francia, en Italia, y en España. Se trata de una guerra: las metáforas bélicas son explícitas13. En medio de esta lucha escatológica y universal, Trumbull y su comunidad se ven como una vanguardia, un morro marino en lo que hasta entonces era un tempestuoso vacío para el evangelio: la costa pacífica de la América del Sur. Como Calvino que desde el bastión ginebrino presidía sobre el avance de los misioneros reformados hacia la Francia católica, el pastor Trumbull desde Valparaíso se encuentra en una cima, en un promontorio ideológico y comunicativo, desde donde puede avizorar y capitanear el progreso del evangelio en toda la costa14.

LA PALABRA DE DIOS: ARMA PRINCIPAL EN LA LUCHA

En esta lucha el fin es dejar brillar la luz del evangelio. No sólo la predicación, sino la distribución misma de la Palabra tienen un efecto subversivo sobre el terreno de la ignorancia y de la infidelidad. Este efecto era patente. Los católicos lo percibían así y luchaban denodadamente por impedir la distribución bíblica. Los reformados entendían que el que alguien poseyera una copia de las escrituras, así fuese en su versión católica, ello abriría de por sí una enorme brecha en la mentalidad de la persona, por donde brillaría la luz del evangelio y se iniciaría todo un proceso de subversión de las maneras tradicionales de pensar. Muchas de las anécdotas contadas ejemplifican esta convicción. Si entra la Palabra de Dios, se convertirá la gente y se fundarán iglesias. Además se atajará el proceso de la infidelidad, es decir, se evitará que las mentes pensantes y dinámicas de la América Hispana rechacen el mensaje evangélico por asociarlo con el clericalismo y con el autoritarismo papal. Hay que señalar sin embargo que el periódico dista mucho de evidenciar un escueto fundamentalismo bíblico15. Trumbull incluye artículos sobre el texto bíblico, la determinación de sus variantes, y la fijación del mensaje. Es un tratamiento tan sofisticado y técnico que uno se puede preguntar cómo es posible que figure en un periódico dirigido a seglares. La respuesta parece ser que hay una convicción de que la verdad se sostiene de por sí, y de que cada miembro de la comunidad, en cuanto esté bien informado, podrá dar razón de su fe y combatir los más elaborados argumentos de los opositores.

LAS SOCIEDADES BÍBLICAS: HERRAMIENTAS DE DIFUSIÓN DE LA VERDAD

Dado el poder intrínseco de la Palabra, las sociedades bíblicas juegan un rol crucial en el proyecto de diseminación. Consistentemente con la teología de la Reforma, en particular con el tema de Lucero, de la viva voz del evangelio como una fuerza convertidora de por sí, se entiende la Biblia como un medio de gracia y causa de conversión. Es que la Palabra no es otro sino el Cristo, Verbo Divino. Por tanto, es crucial para la obra protestante el hacer accesible la Biblia a los habitantes de la región. Su misión es la proclamación de la Palabra, la cual de por sí tiene un poder derrocador del siglo presente y de sus valores. Para los evangélicos era claro que la Iglesia católica estaba consciente de esta estrategia y que había asumido la postura de oponerse a la circulación de la Palabra. Trumbull y su comunidad entienden que la Iglesia católica obstruye y persigue vehementemente a las Sociedades Bíblicas. Por tanto afirma que "nunca ha habido una necesidad más evidente de la obra que [la Sociedad Bíblica] intenta hacer en esta parte del globo. No hay otra institución similar en la costa desde San Francisco al Cabo de Hornos. En Perú, Ecuador, Bolivia, es imposible adquirir la Palabra de Dios. Aún en Panamá no se podía hacer hasta recientemente, y tememos que no haya habido mejoría"16. Junto con la sociedad bíblica local, se sigue muy constantemente y de cerca la labor del colportor, el vendedor ambulante de Biblias. Para los tempranos esfuerzos evangelísticos, este funcionario constituía la vanguardia del evangelio. Se narra ejemplar tras ejemplar del periódico quiénes aceptaron Biblias y otra literatura, bajo qué circunstancias las recibieron, y con qué resultado. Las cifras de ventas se recuentan sistemáticamente, y se expresa regocijo ante notables éxitos.

LA VERDAD COMO EVIDENTE DE POR SÍ

La verdad ha de brillar y triunfar de por sí; así será con el evangelio en su lucha contra el ‘romanismo’. Al editor de The Record le parece que esta percepción de los hechos no es arbitraria ni autocomplaciente, sino que es una interpretación de la realidad avalada por observadores independientes. Por ello puede citar extensamente el discurso de un legislador español con respecto a la libertad de culto. Una de las porciones lee: "¿Teméis un rival? Señores, le hacéis honor al protestantismo si pensáis que es tan verdadero como para poder en una carrera justa, vencer al Catolicismo Romano. Pero si no fuere cierta—esta religión del estado—, si no fuere cierta, hermanos diputados, ¿qué entonces? Magna es veritas, et praevalebit. Si el credo Católico Romano es cierto, prevalecerá y no lo podéis aplastar. Si esta libertad de conciencia es de Dios no podéis, si es del hombre no tenéis, que aplastarla"17. Con estas frases bien se puede resumir la actitud del movimiento evangélico con respecto a la libertad religiosa: la verdad, por su valor interno, ha de prevalecer. Por tanto, aquellos que están seguros de tener a verdad, no tienen que temer la libertad de religión. De igual forma se hacen destacar las palabras de otros líderes mundiales que reconocen la relación entre protestantismo y cultura moderna, especialmente si son católicos. Así se pueden citar las palabras del Presidente Thiers de Francia, católico, que ha afirmado que "si todos los franceses fueran hugonotes, se podría establecer con facilidad una república en Francia". El escritor señala que Thiers está bien versado en historia francesa, y que sus afirmaciones vindican a los hugonotes como buenos ciudadanos franceses18.

La guerra entre el bien y el mal, entre la sociedad moderna y liberal de raigambre evangélica, y el oscurantismo romano, en Chile se concretiza en la lucha por los derechos civiles de los ciudadanos, especialmente los de la minoría protestante. En este sentido se enmarcan los desarrollos de la política local: "Ahora que las elecciones han pasado, surge la cuestión de si bajo los auspicios del nuevo congreso los derechos religiosos del pueblo se han de disminuir o de consolidar y extender. ¿Acaso se mantendrá el dominio de la iglesia romana, o tendrán aquellos que disienten de su disciplina iguales privilegios con los que inclinan su cerviz y doblan las rodillas a la jerarquía cuya cabeza está en Roma?"19.

EL APOYO ESTRATÉGICO DEL PROTESTANTISMO MUNDIAL

Una de las más intensas luchas busca lograr que ese mundo protestante note la importancia estratégica de la costa del Pacífico sur para el triunfo evangélico. "Las carencias de esta costa son poco conocidas en Inglaterra o en los Estados Unidos. Son comunidades que a nadie le importan, compuestas de gente mayormente de habla inglesa, para las cuales las sociedades en Gran Bretaña y América del Norte no han respondido en grado alguno, a los llamados que se les han hecho para confrontar las necesidades del caso. Ahora ha venido el Rev. Sr. Taylor, a su propio riesgo y costo, para ver la apertura de obra cristiana, con tal de proveer, si fuera practicable maestros y ministros. Se ha encontrado con apoyo considerable. Para el Callao, Tacna, Molendo, Iquique, Copiapó, Pabellón de Pica y Huanillos, se han hecho arreglos, según entendemos, y el Sr. Taylor tiene confianza que se puedan encontrar hombres apropiados como para que estén en sus puestos para mediados de este año"20.

FINES DE LA MISIÓN: CONVERSIÓN INDIVIDUAL

La conversión individual tiene un lugar de primera importancia en el entendimiento de cómo el Evangelio transforma el mundo. Son múltiples y frecuentes los relatos sobre el proceso transformador de la conversión y de sus efectos. Algunos de estos relatos son historias edificantes e ilustraciones sermónicas. Pero por supuesto los narrativos más impactantes son los de la vida real, especialmente si provienen del contexto inmediato de la sociedad hispánica a la que buscan transformar. Un caso particular sirve para ilustrar el género. En un artículo titulado "The Gospel among the Chilians," se narra la anécdota de un chileno que asistía con regularidad a los servicios. Se cita su profesión de fe, en la cual testimonia que no solía prestar atención a las cosas espirituales y vivía en pecado. Fue el hecho de que su hermano mayor tuviera una copia de la Biblia, la cual el relator leía en la ausencia de éste, lo que lo encauzó hacia la conversión. Luego la revista La Piedra, también editada por la comunidad, cayó en sus manos. Ello le despertó el interés y consideró atentamente los reclamos del Evangelio. Finalmente el libro Evenings with Romanists lo convenció de los errores de Roma. De su participación en el culto evangélico, dice:
Al entrar por primera vez en este sitio de adoración, sentí que Dios estaba aquí. Nunca antes me había visto tan impresionado con la sensación de su presencia. Continuó mi interés en el estudio de la verdad divina, y encontré satisfacción al venir a estos servicios, pero aún no renunciaba a mis pecados. Finalmente un sermón predicado en esta
habitación fue el medio de demostrarme el peligro en que estaba y de llevarme a Cristo para perdón y salvación. Mi fe se ha visto fortalecida por la oración, por el estudio de la Palabra de Dios, y al ser testigo del poder del Evangelio en sostener a nuestro hermano Manuel Gordon en su enfermedad y muerte. Ahora deseo confesar a Cristo ante los
hombres uniéndome a esta iglesia, considerando un privilegio y deber el hacerlo21.

El relato se destaca por su descripción del proceso de conversión y de los medios de gracia. En particular se establece la importancia de la Biblia misma como un recurso único y suficiente para la conversión. Pero además de señalar su poder intrínseco, se establece que los libros son otro medio importante. El testimonio de miembros de la iglesia y del fallecido mismo también cuenta. En consistencia con la teología reformada, se entiende implícitamente que el poder del Espíritu Santo opera. La palabra viva del sermón, la oración, las escrituras son medios efectivos de gracia. El testimonio se centra en la experiencia del perdón, la certeza de la presencia de Dios, y la necesidad de dar testimonio público. El narrativo sirve para señalar que la transmisión del Evangelio hacia los chilenos se está dando ya.

FINES DE LA MISIÓN: TRANSFORMACIÓN SOCIAL

Los misioneros protestantes del siglo diecinueve aspiraban a las mismas transformaciones que los sociólogos contemporáneos afirman ver entre los feligreses pentecostales. Así pues las narran con detalle y regocijo. El Rev. Merwin describe un hogar protestante chileno. Es un hogar de frugalidad y confort. El padre de familia trabaja y dirige a una docena de hombres que emplea. Las mujeres se dedican a las tareas hogareñas, especialmente el coser. Los niños menores están en la Escuela Popular. El domingo la familia asiste a la iglesia, donde los niños se comportan debidamente en sus clases dominicales. Hacía más de seis años esta pareja había aceptado el Evangelio en un culto del Rev. Ibáñez. En medio de presiones sociales, de la pérdida del trabajo y de otras difíciles circunstancias atribuibles directamente a su profesión de fe protestante, los nuevos evangélicos perseveraron en la fe. Ahora que les sonríe la fortuna, no decaen ni en fervor ni en vida espiritual. Dice el artículo que el hombre ha afirmado a su compadre que "no hay nada como el evangelio para nosotros los artesanos". El compadre del narrador por su parte se pregunta cómo la familia convertida prospera mientras él, que sólo tiene a su esposa para sostener, es siempre pobre. Afirma el padre de familia de su compadre, que es industrioso y temperante pero no honra el día del Señor; si lo hiciese le iría mejor22. La breve pieza busca ser una parábola de la transformación social que produce el evangelio. La familia convertida ha pasado a ser un paradigma de virtudes evangélicas y protestantes. Evidencian su fe y su frugalidad calvinista, y dan testimonio a los demás de sus principios. Pero la bendición de la salvación y la prosperidad no depende de sus propios esfuerzos, sino que es don gratuito de Dios; he ahí el propósito de la mención del guardar el día de reposo. El fin general del relato es señalar cuánto puede cambiar la sociedad hispana si se convierte al Evangelio.

Unos son transformados por el Evangelio, otros demuestran unas virtudes de carácter que los hacen afines para ser incorporados a la comunidad de fe. Lo vemos en la siguiente anécdota. Un hermano ha muerto en la fe. Éste era ya antes de ser admitido en la iglesia un hombre reconocido por ser inteligente, industrioso y de hábitos correctos. Luego de la conversión consistentemente daba evidencia de su recepción sincera y de corazón del Evangelio. La reseña resalta cómo su manera de morir rindió testimonio ante sus amigos católico-romanos. Era miembro de la congregación hispana23. Este ejemplo representa la esperanza de que los chilenos industriosos y serios acepten el Evangelio. Pero además establece que el progreso de la misión hispana no se mide sólo en números de feligreses, sino en el crecimiento de sus capacidades, especialmente para dar testimonio y polemizar. De la misma forma el periódico informa del desarrollo de la misión en Copiapó y cómo se ha desarrollado un debate periodístico entre protestantes y católicos en la prensa local. El maestro de escuela hispano es quien ha tomado sobre sí la tarea de refutar los argumentos rivales24.

MEDIOS DE LA MISIÓN: LOS LUGARES DE CULTO

Para que la expansión del Evangelio se pueda consolidar es necesario que haya lugares designados particularmente para el culto. Tanto al señalar la primacía de la predicación de la Palabra como en enfatizar la designación de lugares de culto, la presentación del The Record está de acuerdo con los documentos confesionales reformados históricos25. Por tanto, aparte de representar un arreglo práctico, estas declaraciones son eminentemente teológicas26. En el artículo A new chapel in Spain, se comienza la presentación con una introducción teológica: el beneficio que se obtiene del ejercicio público de la adoración no depende del lugar donde esta ocurre. Entonces, el precedente bíblico de reuniones hogareñas es mencionado, para añadir que
El Señor manifiesta su gracia y poder salvador a las pequeñas asambleas de cristianos evangélicos en esta costa, que se reúnen de domingo en domingo para efectuar culto divino en residencias privadas o en humildes departamentos situados en localidades poco atractivas, de igual forma que Él le concedió su bendición a los discípulos primitivos en Jerusalén quienes se reunieron el aquel aposento alto, a los cristianos perseguidos que adoraban en catacumbas oscuras, y a nuestros padres de la Reforma que se congregaban en las laderas de las colinas o en el tosco granero para escuchar las gozosas nuevas de salvación27.

Para que se le pueda dar un alcance mayor a la predicación del evangelio entonces, son necesarios lugares adecuados para la adoración. Esto es especialmente cierto en el caso de las misiones protestantes en países católicos. The Record afirma que la magnífica capilla de Santiago, construida para uso de los protestantes chilenos, no ha sido erigida en vano. Añade que en Copiapó un nuevo sitio de adoración está erigiéndose. "Esperamos que el día no esté muy lejano cuando tanto en Valparaíso como Talca las congregaciones nativas puedan adorar en edificios que si no grandiosos y costosos, sean acogedores en apariencia y situación"28. En última instancia, el edificio es un potente signo de la presencia evangélica, evidencia palpable de la existencia de una alternativa al culto tradicional.

MEDIOS DE LA MISIÓN: LA EDUCACIÓN

Ya que la naturaleza de la verdad, entiéndase el Evangelio de Jesucristo, es prevalecer tarde o temprano sobre la falsedad y las tinieblas, la educación resulta primordial. En el periodo de referencia The Record sigue de cerca y reitera frecuentemente el caso de unos ingleses que tratan de abrir un orfanato y escuela en Roma, y les es denegado con el supuesto motivo de ser extranjeros, aunque se les deniega en realidad por protestantes. El interés real por supuesto está mucho más cerca, en las escuelas que la comunidad intenta hacer prosperar en Chile. Estas escuelas se debaten entre el ser limitadas sólo a los hijos de los extranjeros protestantes y enseñar el Evangelio, o poderse abrir a los nacionales católicos con el resultado de que probablemente se les deniegue el darles enseñanza religiosa. Por el aspecto educativo también se siguen de cerca los progresos de las pequeñas congregaciones nacionales que se han podido organizar a través del territorio chileno.

La misión comenzó proveyendo educación para los niños de los extranjeros a lo largo de la costa, pero tendrá también como meta establecer escuelas para los naturales. Se nos informa de la Escuela Popular que cuando esta escuela para niños nativos abrió hace unos nueve años, sus prospectos ciertamente no eran muy halagüeños. Tres o cuatro niños eran los únicos alumnos al principio, y la oposición clerical a su mismísima existencia aumentaba según se incrementaba el número de alumnos. Informa que fue una necesidad establecer la escuela, ya que los miembros de la congregación reformada se oponían a enviar a sus niños a las escuelas públicas, donde la instrucción en el catecismo católico era obligatoria. De la filosofía educativa de esta institución dice que busca enseñar los principios fundamentales del Evangelio, obteniendo así respeto hacia las Sagradas Escrituras como la vía hacia fe y moral. En ella se lee la Biblia y se ora diariamente. Pero, por otra parte, la instrucción secular es cabal, y el director evalúa todas las semanas el progreso de los estudiantes29.

Se nos presentan algunos aspectos de la visión educativa en el discurso del presidente de la escuela Blas Cuevas. A saber, la educación puede ser vista desde dos perspectivas, primero, cuando un individuo la procura con estudio y diligencia, y segundo, cuando se hace un esfuerzo para impartirla a los demás. En el primer caso se demuestra la aplicación y el esfuerzo, en el segundo, la caridad y benevolencia. Se ensalza el rol del maestro como una vocación. Se nos informa que la escuela de varones tiene ciento cincuenta estudiantes, y la nocturna de adultos, una asistencia promedio de treinta y cinco30.

Por otro lado, en un artículo sobre la enseñanza en Chile se hace explícita la noción general de educación en el contexto de la teología de la verdad. Educación es el desarrollo normal de todas las potencias latentes en el ser humano, lo que se puede conseguir sólo por medio de la Verdad. Es la verdad la que hace al hombre libre, noble, generoso y poderoso; la verdad lo educa y le hace entender su misión y destino. Es el fundamento de todo conocimiento y el cemento de la sociedad. El amor de la virtud y el estudio de la verdad están perpetuamente unidos. Pero en Chile la verdad no es respetada por los directores de la educación, que transmiten difamaciones y mentiras acerca del protestantismo. Si bien en la educación pública del Instituto Nacional de Santiago y de otros centros regionales vemos desaparecer el fanatismo, queda sustituido por una pasmosa indiferencia y hasta infidelidad religiosa. La causa de la baja moralidad del pueblo se encuentra en los educadores, que no basan la enseñanza en la verdad31.

EL EVANGELIO COMO CAUSA DE LA LIBERTAD Y EL PROGRESO

La apropiación del Evangelio así como su impacto vivencial se constatan no solo en vidas humanas—la conversión individual—sino también en una sociedad transformada. Las sociedades protestantes son continuamente contrastadas con las sociedades católicas, en detrimento de las últimas. Las sociedades protestantes son educadas, higiénicas, organizadas, modernas, progresistas. Las sociedades católicas están esclavizadas bajo un yugo clerical que las ahoga. No pueden acceder ni al progreso ni a la modernidad hasta que sus miembros sean transformados por la palabra del Evangelio. Cuando intentan su redención, cuando se levantan contra la tiranía, sus esfuerzos son nulos y fallidos porque no perciben la causa real de su incapacidad. Es que la lucha por la democracia, la modernidad y el progreso sólo puede encausarse exitosamente por medio del Evangelio. Por tanto, el remedio de los males del mundo católico en general y del hispano en el caso particular, consiste en la proclamación exitosa del Evangelio. El misionero Trumbull y sus colaboradores son firmes creyentes en la superioridad de la sociedad protestante sobre todo otro tipo de sociedad, sea la católica o la budista. Pero esta superioridad es condicional: depende de la fidelidad de los pueblos protestantes al Evangelio, que constituye el verdadero elemento trasformador. De ahí que también relate casos de decadencia— al menos teológica—en el mundo protestante32. Sin embargo, no puede jamás perder de vista que su reto inmediato lo es el ámbito católico, que entiende está tratando de avasallar desde Roma al mundo entero, y de suprimir los progresos de la fe evangélica.

Así lo plantea el periódico, afirmando que Inglaterra, Escocia y los Estados Unidos han intentado el experimento de llevar una vida social y política separada del Papa, bajo la condena de Roma y con la Biblia abierta, durante doscientos cincuenta años. Estas naciones, al comparar su historia, progreso y libertades con aquellos países que hasta aquí han estado bajo la paternal supervisión de Roma, no encuentran nada que envidiar. Al contrario, son los países católicos al buscar la emancipación política según el modelo de los países protestantes, quienes comienzan lenta pero claramente a percibir que tienen que obtener su emancipación religiosa como prerrequisito para obtener y retener la emancipación política33.

LA SUPERIORIDAD CULTURAL PROTESTANTE

La teoría de cómo y porqué las sociedades protestantes aventajan a las católicas es un pensamiento argumentado minuciosamente. En un artículo se esboza las fallas principales del catolicismo. La primera consiste en que el romanismo enfatiza formas inadmisibles. Para los protestantes, el culto católico asume formas externas sin piedad interna, y viola la relación entre el Antiguo y el Nuevo Testamento, en el sentido de que el primero sea un tipo del segundo, que queda obsoleto al establecerse el Nuevo Pacto. La segunda falla es la insistencia en mantener ignorantes a las masas. El Vaticano mantiene su autoridad aplastando la erudición que no se somete al paradigma del Syllabus de Errores de Pío IX. El tercer fallo es limitar la individualidad humana, estableciendo que los humanos han de pensar lo que mande el Papa. Entonces se critica la visión católica de la caridad, que produce una gran cantidad de pobres, lo que se opone a la visión protestante que por medio de la educación busca crear un individuo independiente. Se sigue con las ideas eclesiásticas que afirman la autoridad de la Iglesia sobre el Estado; al tratar de dominarlo, el Papado se dirige ciegamente a ser subyugado por el Estado Moderno. Finalmente, se critica el celibato como una institución opuesta tanto a la gracia como a la naturaleza: se afirma—con presciencia irónica—que si se conociese el expediente verdadero del clero, los feligreses no pondrían con tanta presteza a los hijos en sus manos34. Esta caracterización del catolicismo es a la vez teológica y práctica. En lo histórico, debe verse en el contexto de las batallas que se libraban en todo Occidente entre el liberalismo burgués y el catolicismo que aún avalaba el ideal de la sociedad de estamentos. Esta visión negativa del catolicismo dominaba en ámbitos liberales y progresistas para entonces35.

EL ÁMBITO DE LA MISIÓN: DIFICULTADES Y PERSECUCIÓN

Es también un hecho que la obra protestante en sus inicios sufrió persecución activa36. The Record documenta con frecuencia y sin mucho aspaviento incidentes tales. Se narran episodios de hostilidad verbal y hostigamiento físico para la apertura de la escuela laica en San Felipe37. Repetidamente se informa sobre la oposición denodada en Talca. Se nos explica que el efecto neto de las reacciones alarmistas del clero católico ante la presencia protestante era llamar más la atención a la nueva doctrina, fomentando el interés en escucharla. En cuanto al debate, los evangélicos lo buscaban activamente, confiados de que poseedores de la verdad, la verían finalmente imponerse. Así informan de una de sus misiones, "la obra ha asumido una fase un tanto distinta ahora, pues los romanistas de aquí han adoptado la política observada por su iglesia durante tantos años en el pasado, de un silencio emperrado. Antes decían: ‘toquen cualquiera de las enseñanzas de la iglesia, y veremos si no podemos exhibir el esqueleto llamado protestantismo.’ Pero al descubrir que perdían terreno en la discusión, últimamente han dejado descansar "el esqueleto", y se han retirado de la contienda"38. Como en el relato del libro de Hechos de los Apóstoles, la persecución es un arma de la providencia divina que causa la mayor difusión del Evangelio: "Hay una peculiaridad de la obra aquí, es el hecho de que tantos de los que asisten a nuestras reuniones y se interesan, son llamados a otras partes. Creo que podemos ver la mano del Señor en esto, pues así se esparce la semilla por un gran campo"39. A fin de cuentas, hay que avalar que los prospectos son buenos; "La verdad protestante poco a poco obra y se difunde entre los que nos rodean. El Evangelio se atrasa en Chile por falta de publicación. Necesita ser proclamado, impreso, discutido y por todos los medios traído a la atención y conocimiento del pueblo. Hay más disposición para aceptarlo de lo que nos imaginamos"40.

No obstante el optimismo señalado en pasajes tales, hay conciencia de la fuerza del prejuicio contra los evangélicos: "los protestantes que viven en países protestantes no se pueden percatar de cuán repulsivo es el nombre para la gente no pensante de este país. El término [protestante] es casi sinónimo de ateo. Más bien es peor. Ser librepensador en Chile, no es si acaso, tan malo como ser protestante." Interesantemente culpa no a católicos, sino a los extranjeros no creyentes, que aún llamándose protestantes, han causado la difusión de esta noción41.

LA INFIDELIDAD COMO EFECTO NOCIVO DEL ROMANISMO

Uno de los efectos más nocivos del abuso papal de autoridad, de su tiranía sobre las naciones católicas, ha sido generar una reacción que tratando de derribar esa hegemonía religiosa ha desechado con ella la fe cristiana. The Record admira y se identifica con los próceres que luchan por las libertades, pero entiende que sólo el Evangelio las puede sostener cabalmente. Por tanto, muchos han errado cayendo en la infidelidad—el rechazo de la fe cristiana—al tratar de oponerse a lo único que conocen de ella, la dictadura papal42. Con motivo de la muerte del prócer Bilbao, quien fue perseguido por expresiones poco reverentes hacia la fe cristiana, dice el periódico:
Los escritos de Francisco Bilbao están siendo republicados. Se propone erigir una estatua en su honor en Copiapó. El Señor Bilbao fue encauzado en Santiago en 1842 por artículos heréticos publicados allí, y exiliado. Su nombre es venerado por muchos por su defensa del derecho de pensar y hablar libremente en religión, en un periodo en que la libertad religiosa era desconocida, y todos luchaban por someterse a la iglesia romana. El Sr. Bilbao negaba la autoridad divina del Señor Jesucristo, —el peligroso rebote de tantos, al apartarse de las enseñanzas errantes del Papado43.

ENTENDIMIENTO DEL PROTESTANTISMO

De la caracterización que el periódico The Record hace del protestantismo podemos encontrar diversas versiones. No obstante, siempre es visto como correspondiente al Evangelio de salvación, y promotor de la cultura moderna, científica, progresista, educada, liberal y democrática. Una de las caracterizaciones lee así:
He aquí una de las cosas que podemos afirmar del evangelio, y que nos sostiene en mantener que la religión evangélica contiene la más alta filosofía: 1. Aspira al logro del más alto fin posible—nuestra salvación. 2. Para la obtención de este fin, se propone emplear un medio del que podemos confiar se basta a sí para conseguirlo: el poder del Todopoderoso Dios. 3. Ofrece salvación en términos que la ponen al alcance de todos sin excepción—a todos los que creen44.

Es significativo que el título de este breve reportaje sea, "Las ‘clases superiores’ y el Evangelio." Se implica que el Evangelio es eminentemente democrático, accesible a todos por la gratuita predicación de la Palabra, que produce la fe justificante (el periódico había dedicado un extenso artículo a describir y elaborar el significado de la justificación por la fe). Por tanto, el evangelio es atractivo a los círculos pensantes (las ‘clases altas’), pero contradice y destruye el mismo principio clasista45.

El protestantismo también se puede caracterizar de forma sencilla y popular como un afán de libertades individuales y amor por el libre juicio. Ello es conveniente para argumentar uno de los temas más delicados de la lucha de la iglesia reformada angloamericana en Chile. Históricamente la apertura al culto protestante se debió a la influencia y poder comercial de Inglaterra, que negociaba libertades para sus súbditos en diversos países, particularmente las libertades religiosas46. Pero las negociaba para su iglesia oficial, y no para los disidentes. David Trumbull era teológicamente reformado y eclesiológicamente congregacionalista. Hacía relativamente poco (un siglo) que las trece colonias se habían separado de Inglaterra, siendo el asunto de la disidencia religiosa de mayor importancia, pues en las colonias predominaba el protestantismo disidente. Por ello, cuando Trumbull caracteriza al protestantismo como promotor de la libertad de conciencia, lo hace para delicadamente recabar de Inglaterra mayor espacio para el culto no anglicano.

LA MISIÓN REFORMADA Y LA SOCIEDAD CHILENA

Los asuntos que llaman a los editores a discutir los desarrollos legales y constitucionales de Chile tienen que ver con las libertades civiles de la comunidad no-católica. Se trata del matrimonio mixto y del enterramiento de protestantes47. Por ejemplo, el periódico 111, tomo 9, del The Record, datado 23 de octubre de 1880, toma una vez más el asunto de los matrimonios mixtos, mencionando la publicación de un panfleto en inglés sobre el tema. Se dice que el panfleto demuestra que aunque se ha hecho gran progreso en el país en cuanto a la tolerancia, aún falta mucho que hacer antes de que se aseguren completamente los plenos derechos de las minorías religiosas. De los matrimonios mixtos se señala cómo aunque la ley permite el matrimonio protestante de los convertidos, los sacerdotes han aprovechado el hecho de que les toca a ellos comprobar la conversión para presionar a las parejas a volver al catolicismo, impidiendo su casamiento48. De los vejámenes sufridos por el nocatólico a la hora de ser enterrado se escribe regularmente. Por ejemplo, el tema se trata a nivel internacional en el artículo "La Disciplina eclesiástica para los muertos, impracticable," artículo de encabezado del número 80 de 1877. Este asunto no sólo era fuente de dificultades para los protestantes, sino que la pretensión eclesiástica de decidir quién era digno de enterramiento le causaba innumerables problemas a la autoridad civil49.

Hay una trabazón real entre el asunto de las libertades religiosas y los matrimonios de no-católicos con los linderos sociales de la misión. A pesar del prestigio económico y social de los británicos y de los otros extranjeros protestantes en Chile, no se debe perder de vista que la sociedad chilena en sí era muy cerrada y elitista. Por tanto, no se debe pensar sólo en la aislación cultural de los extranjeros protestantes frente a los chilenos, sino también y a la inversa, en la exclusión social que la sociedad chilena imponía sobre los protestantes. Es bastante claro que el precio de entrada a los altos círculos sociales lo era la abjuración del protestantismo50. En el mismo Valparaíso, apenas unos treinta años después del período de referencia, la
década del 1870, el escritor Joaquín Edwards en sus reminiscencias hace notar cómo los alumnos de las escuelas de origen inglés son socialmente inferiores a los de la escuela católica, y cómo una beata afirmaba que de la primera saldría el anticristo51.

Queda patente que los protestantes, no obstante su riqueza y poder económico, eran estigmatizados socialmente por su religión52.

Queda claro también que por necesidad estratégica, la misión reformada en Chile se aliaría con los sectores liberales de la sociedad chilena, que buscan modernizar el país y abrirlo a las corrientes de la vida moderna. En muchos sentidos comparten metas y actitudes, y por tanto, los liberales además de aliados son principales interlocutores de los reformados extranjeros. Veamos por ejemplo, cuán similar es la caracterización que el presidente Santa María haría de su labor a favor de las libertades religiosas:
El haber laicizado las instituciones de mi país, algún día lo agradecerá mi patria. En esto no he procedido ni con el odio del fanático ni con el estrecho criterio de un anticlerical; he visto más alto y con mayor amplitud de miras. El grado de ilustración y de cultura a que ha llegado Chile merecía que las conciencias de mis conciudadanos fueran libertadas de prejuicios medievales. He combatido a la Iglesia, y más que a la iglesia a la secta conservadora, porque ella representa en Chile, lo mismo que el partido de los beatos y pechoños, la rémora más considerable para el progreso moral del país. Ellos tienen la riqueza, la jerarquía social y son enemigos de la cultura. La reclaman, pero la dan orientando las conciencias en el sentido de la servidumbre espiritual y de las almas. Sin escrúpulos de ninguna clase, han lanzado a la iglesia a la batalla para convertir una cuestión de orden político, en una cuestión de orden religioso, en un combate religioso, de lesión a las creencias, de vulneración a la dignidad de la iglesia. Esto no es exacto, y los resultados están a la vista. La iglesia ha perdido feligreses, ha visto marchitarse la fe de sus devotos y el que ha ganado ha sido el partido conservador al aumentar sus filas53.

PERSPECTIVAS ESTRATÉGICAS

Para The Record la realidad inmediata demuestra que los recursos del rival son vastos54. El estereotipo historiográfico presente sobre la riqueza material con que los países protestantes agencian la invasión cultural de los países iberoamericanos por sus iglesias, queda destruido cuando comprobamos la pobreza de recursos de las misiones protestantes. Constantemente en el periódico piden a su congregación y contabilizan donativos minúsculos para la publicación y para otras obras. Ocasionalmente son rescatados por algún donativo excepcional. La literatura la tienen que vender, no la regalan. Se quejan del poco apoyo de sus países55. En el caso de Trumbull, éste tuvo que pasar de una junta misionera independiente a la presbiteriana porque la primera carecía de recursos; tras el cambio lo primero que le informa la Junta Presbiteriana es que lo apoyarán a pesar de los déficits existentes. Frente a ello, se encuentran con un adversario de grandes potestades: el catolicismo ha sido religión oficial en toda la región por más de trescientos años. Además cuenta con los recursos estatales y el prestigio social.

Por tanto, a pesar del optimismo general basado en la convicción del inevitable triunfo de la verdad evangélica, Trumbull y su iglesia está dispuestos a admitir que sus esfuerzos han quedado cortos de lo esperado, y que la resistencia ha sido fuerte. Entonces puede conceder: "Aunque después de una existencia de diecisiete años, la Sociedad [Bíblica local] no tiene triunfos particulares que anotar, y los resultados logrados quedan muy cortos de las expectativas de sus fundadores, sin embargo creemos que ninguno consideraría ceder el terreno ya ganado. Es una obra de fe; como soldados cristianos debemos confiar en las promesas de Dios; la victoria vendrá, aunque para nosotros mismos no nos podamos apropiar de otro lema que débiles, pero prosiguiendo…"56.

La causa del poco adelanto de la obra se encuentra en la naturaleza de la sociedad chilena: "La sociedad en este país presenta una barrera casi imposible de tomar por asalto, casi infranqueable contra todas las fuerzas que hasta ahora hemos podido presentar." No obstante, la comunidad se siente impelida a proseguir; lo caro de la operación no justifica la inacción, pues la causa es demasiado de importante57. Además, el avance no se tiene que medir exclusivamente en números de conversos o iglesias fundadas, por lo menos no en esta etapa del trabajo. Hay otras formas de constatar el impacto de la obra. Tras citar artículos periodísticos chilenos que atacan al ultramontanismo romano y lo oponen a verdadero cristianismo, S. J. Christen afirma que "se puede ver que aunque el aumento de membresía en iglesias individuales no sea tan grande como se podría esperar, no obstante el Evangelio va ejerciendo su influencia al modificar gradualmente la opinión pública y emancipar la mente de la tiranía del clericalismo [priestcraft] y el error, un hecho cuya importancia no necesita demostrarse"58. Esta declaración es muy importante en términos de la evaluación de las metas de la misión reformada en Chile. Si bien aspiraban a fundar una iglesia nativa poderosa, al comprobar la dureza del terreno se pueden consolar con el pensamiento de que el Evangelio opera como una levadura social, lenta pero perceptiblemente causando cambios de mentalidad que abrirían el país hacia la modernidad y el progreso.

AMOR HACIA CHILE, ADMIRACIÓN E IDENTIFICACIÓN CON EL PAÍS

No obstante lo cerrado de la sociedad chilena—hecho constatado por los mismos historiadores chilenos que apuntan a la hegemonía de una elite terrateniente y conservadora hasta avanzado el siglo veinte—la iglesia evangélica de extranjeros ve a Chile como un país progresista en ruta a la modernidad. Una y otra vez se reseñan los adelantos técnicos y el auge económico. Queda claro que la comunidad anglohablante está orgullosa de participar en ello. Estos desarrollos hacen al país más afín al carácter protestante y más digno de obtener el beneficio de la presentación del Evangelio a la población. Más aún, el progreso se da también en el ámbito ideológico, según el país se liberaliza. Hablando del viaje a Estados Unidos del pastor Merwin, dice:
Durante este periodo [Merwin] podría lograr despertar un interés más amplio en la condición de este país, convenciendo a las iglesias americanas que está maduro para la introducción del Evangelio al conocimiento de sus habitantes. Este es ahora el blanco a qué apuntar. La gente de Chile ha consolidado sus instituciones políticas. La presente línea de gobierno se ha mantenido en pie por casi medio siglo. Desde 1829 no ha habido cambios por violencia o revolución. La constitución presente se adoptó en 1833. Desde cuya fecha, sin prácticamente ninguna alteración, ha continuado siendo la ley orgánica de la nación. Otras repúblicas han sido sacudidas y sufrido repetidas revoluciones, mientras que Chile se ha mantenido firme. Y sin embargo la opinión pública ha ido cambiando, calladamente reforjando las costumbres, máximas y leyes del estado. Ya hace tantos como diez años este país ha declarado que permitiría la libre predicación de las doctrinas de las iglesias reformadas, no sólo a los extranjeros, sino a sus propios hijos e hijas en
español59.

Esta actitud positiva hacia el país se verifica a todo lo largo del periódico. En otro artículo, tras relatar la historia de Chile, la revista concluye que el país posee todos los elementos que le dan prosperidad a las naciones y aseguran su progreso. Un gobierno establece, leyes justas bien administradas, la libertad constitucional usada apropiadamente, le garantizan su parte debida a la industria y le permiten a la empresa ocuparse en desarrollar los extraordinarios recursos del país. Por tanto, Chile amerita la confianza extraordinaria que los capitalistas ingleses han depositado en ella. Y se merece el respeto y consideración de todos los que desean bien a la prosperidad moral de las naciones y a la causa de la libertad civil y religiosa60.


Joomla Templates - by Joomlage.com